Las nubes y la belleza de la mente

1.jpg

Crowe interpretando a Nash, en una escena de la película A Beautiful Mind.

Cuantos de nosotros mirábamos al cielo en nuestra infancia, solo para encontrarnos con los maravillosos patrones que formaban las nubes a cualquier hora del día. Mi momento favorito era el atardecer, sobretodo si me encontraba al descampado. Divertía esos momentos finales del día, tratando de encontrar patrones en las nubes; poco sabia yo que estaba, de niño, enfrentando un problema mayor de la cibernética.

La percepción de patrones es la habilidad de encontrar una descripción útil y simple para algo, dada una descripción inicial que es altamente compleja, o de muy poca utilidad. Sherlock Holmes, es el paradigma del humano con la más fina de las intuiciones para reconocer patrones. También en la película “A Beautiful Mind” se asigna al matemático Nash, la capacidad sobrehumana de reconocer patrones en la naturaleza, sus facultades rayaban en la demencia claro esta, para darle vida a la película.

Con el fin de encontrar una descripción simple de algo, se puede utilizar cualquier propiedad (forma, diseño, o regularidad) presente en la descripción mas compleja. Si tal propiedad existe, entonces se habla de un patrón.

En inteligencia artificial (IA) una maquina que resuelva problemas en el mundo real debe ser capaz de hacer y utilizar descripciones en un ambiente natural. Las maquinas, como los gatos, pueden hacer algunas descripciones de manera más bien fácil (por ejemplo, fotografías) pero presentan problemas para utilizar las mismas para entender (reconocer y resolver problemas que incluyan dichas descripciones). Desde el punto de vista practico, hasta donde las maquinas sean capaces de percibir patrones, será el limite hasta donde las mismas puedan resolver problemas del mundo real.

Hasta el día de hoy, la percepción de patrones visuales o análisis de escenas, es uno de los mayores problemas que confronta la investigación en inteligencia artificial, si bien se ha realizado un trabajo titánico en ese sentido, los resultados están aun lejos de parecerse a nuestros sueños de ciencia ficción, cuando seremos capaces de interactuar con seres de procedencia no humana, de manera rutinaria.

Tal vez, si lo logramos en nuestro periodo de vida, podamos sentarnos con nuestros asistentes-robot, a contemplar las figuras en el cielo, ya que entre nuestra imaginación y las de los cibernéticos no existirá ninguna diferencia.

Technorati : Cibernética, Ciencia, Inteligencia Artificial

Blogalaxia : Ciencia, Cibernética

2 Responses to Las nubes y la belleza de la mente

  1. Topocho says:

    En en desarrollo de aplicaciones, tal vez uno de las cosas más interesantes de los últimos años fue la aparición de los Patrones de Diseño, basados en la los trabajos de Alexander (el arquitecto)

    Definitivamente tu blog es como como leerse “La Mente Nueva del Emperador” fascinante pero todo un desafío, voy a tener que imprimir los posts para llevarmelos a la casa… Saludos.

  2. Elijah says:

    “The Emperor’s New Mind”; Penrose es uno de mis favoritos; gracias por la comparacion, me honra. Aqui solo queremos especular, si sale algo digno para dedicar algun esfuerzo serio de investigacion seria una ganacia. De todas formas espero que lo aqui escrito sea estimulante para quienes lo leen.
    Saludos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: