Me Tarzan, you Jane: pensamientos sobre el lenguaje y lo que somos

tarzan-1918.jpg

Póster de la película Tarzan of the Apes. 1918.

Una de las más intrigantes escenas que cualquiera pueda imaginarse, es la del hombre viviendo de manera salvaje en la naturaleza. De tal forma nos hemos separado de la misma, que desde nuestra confortable visión civilizada, el mundo natural nos es por completo ajeno. Uno de los recuerdos que de niño atesoro, es el de la promesa de libertad que brindaba Tarzan, interpretado por Jhonny Weismuller. La capacidad innata del hombre para adaptarse a cualquier ambiente, se grabaría para siempre en mi psiquis e imaginación.

Edgar Rice Burroughs publico su Tarzan de los monos en Octubre de 1912, convirtiéndose esta novela en un éxito inmediato y en su trabajo insignia; de paso, Burroughs fue el autor de las series de Barsoom, una recopilación de relatos de aventuras cuyo escenario es el planeta Marte. Traigo lo anterior a colación, y aunque un poco fuera del tema, pues el también muy admirado Carl Sagan, divirtió su infancia, corriendo aventuras entre las lunas de Barsoom y no pongo en duda que Tarzan se hallase también entre sus favoritos.

Lo que me motiva a revolver recuerdos y ensoñaciones infantiles, es el hecho de que uno de los puntos principales tratados en la obra de Burroughs, es precisamente el uso del lenguaje. Dejando de lado las consideraciones de como un infante pudiese sobrevivir en la jungla, es interesante estudiar la crianza de Tarzan por un animal, en este caso una gorila. Tarzan, de acuerdo con la narración, adquiere el lenguaje de su familia primate.

Ese lenguaje, se diferencia del usado por nosotros los seres humanos, en que pareciera poseer un fuerte componente emocional. Tal y como investigaciones realizadas en gorilas y en comunicación de origen no humano, los primates otorgan un alto contenido emocional a su comunicación. Desde la comunicación primaria dirigida a la formación de una estructura social, pasando por el establecimiento de nexos de dominancia y de familia, así como la comunicación entre individuos, los primates ejercen su inteligencia de modo emocional. Es de hacer notar que esta de moda la etiqueta inteligencia emocional, para diferenciar los dos posibles tipos de inteligencia, en contraste con la por todos conocida inteligencia racional.

En todo caso, no se sabe que hace al personaje de Tarzan tan interesante: si la capacidad de desplegar una inteligencia, de la cual, muchos de nosotros nos sentimos foráneos, o la libertad de colgar de una liana o bejuco flotando por encima de la jungla, sin ataduras y sin conflictos racionales que resolver.

Debido a que los seres humanos poseemos ambas inteligencias, es nuestro deber tratar de buscar un balance que nos lleve, de considerar lo salvaje como algo alienígeno, a vivir la naturaleza tal cual el mono desnudo del que nos hablase Morris en su momento.

Technorati : Burroughs, Ciencias Sociales, Conocimiento, Inteligencia, Lenguaje

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: