Las tasas de interés se distribuyen como las gotas de lluvia

rates.jpg

Segundo dia de la primavera y no cesa de llover. En los días que el clima esta así, muchas personas se ponen melancólicas, yo no. Al observar los caprichosos patrones que forman las gotas de agua al caer sobre los pocitos que se forman aquí y allá, me vienen a la mente los precios de la energía (¡figúrense!), el hecho que se han erosionado y su efecto en las tasas de interés.

En realidad, el motivo que une estos pensamientos, es un hecho que es del todo conocido: en la economía emergen patrones de caos matemático. Detrás del caos matemático se hallan los fenómenos aleatorios, y aleatorios son los patrones de caída de las gotas de agua producidas por la lluvia (ya tuvimos bastante de epistemología esta mañana, ¿no es así?).

Observando la manera impredecible como se mueven las series que representan las tasas de interés, cabe hacerse la pregunta:

¿Al hablar de tasas de interés: presentan las mismas un carácter aleatorio genuino?

Para contestar esta pregunta de manera cabal, se necesitarían varios tomos de análisis, sin embargo, aquí podemos esbozar ciertas características y si se quiere derivar algunas respuestas rápidas que satisfagan nuestra intensa curiosidad, cuya duración varia de manera directamente proporcional a nuestro foco de atención.

La visión actual sobre las tasas de interés incluye ideas que postulan:

· Las tasas de interés son predecibles

· Las mismas son periódicas

· Las tasas de largo alcance son una función de la inflación

· La curva de ganancia es positiva

· El retorno de los bonos es siempre menor al retorno de las acciones en la bolsa

· Los cambios en las tasas de interés, representan cambios en las expectativas

Todos estos postulados, se basan en la moderna teoría del portafolio o teoría del capital, sin embargo, todos menos el ultimo, el cual es improbable, pudieran ser falsos.

¿Sobre que bases afirmo lo anterior?

Observando cuidadosamente los datos, las series, puede uno darse cuenta de que dichos datos parecieran provenir de procesos estocásticos, procesos Markovianos, dentro de los cuales, cambios en los logaritmos de las tasas de interés reflejarían series aleatorias.

Solo entendiendo la naturaleza intrínseca de estas series, es como se puede, de manera valida, aplicar el formalismo de instrumentos financieros, y cuantificar el riesgo de inversión en bonos así como sus retornos.

No nos detendremos aquí a dar mas detalle, nos quedamos nosotros, humildes neófitos, a las puertas del sagrado templo de The Street, con las sempiternas preguntas del matemático que se dedica a estos menesteres:

· ¿Son estas series aleatorias?

· ¿Exhiben alguna tendencia?

· ¿Poseen las tasas una inclinación mayor a caer cuando están altas que cuando están bajas? ¿Fenómenos universales aplican aquí?

· ¿Existe alguna estructura en la curva de ganancias que no puede ser explicada por procesos aleatorios?

· ¿Se dispersan los cambios en las tasas como un modelo de movimiento browniano?

Por nuestra parte continuaremos leyendo los trabajos de Louis Bachelier al respecto, y por supuesto, instruyéndonos un poco más acerca de los aspectos sociales de esa compleja ciencia que es a la vez arte: la economía. Afuera, no para de llover.

Technorati : , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: