La cultura tupperware

plates.jpg

Me levanto espantado después de tener un sueño absurdo con una ex. Corro violentamente hacia el televisor, dudo un momento; encenderlo significa dejar entrar al mundo a mi privacidad. Mi privacidad, si tan solo tuviese un lugar en donde guardar mi yo. Pareciera que esta cultura tupperware de las acciones y nociones clonadas no hace más que atacar al yo, aquel que otrora, en mejores tiempos, nos diferenciara a los unos de los otros.

La noción del yo, tal vez nuestra excesiva preocupación con este concepto se deriva de la punzante sospecha de que el mismo esta de alguna forma passé en esta era de la megalópolis planetaria.

No es la incertidumbre de si alcanzaremos la realización personal (lo que sea que eso signifique) o la creencia de que las bases de datos comerciales o del gobierno ponen en peligro nuestra privacidad (tal y como efectivamente lo hacen), sino mas bien la aterrorizante idea de que somos fácilmente reemplazables y que la realidad primaria es la cultura, la sociedad, el Leviatán cuya mente se refleja en los diarios y en los medios electrónicos.

Las visiones McLuhanescas sobre el collage desconectado que presentan los medios y con los que nosotros resonamos, son demasiado claras como para ser ignoradas. Leer los periódicos y revistas, hacer zapping en el cable o la Tv., flotar en el envolvente ciberespacio contribuye a enriquecer la noción de fragmentación en la que todos vivimos.

Un poco de esto, un poco de aquello. Yuxtaposiciones sin sentido y coincidencias, reemplazan la narrativa convencional y nos empujan hacia la disociación. Los puntos problemáticos del mundo cambian en rápida sucesión, y una secuencia de problemas sociales está constantemente frente a nuestros ojos. Estamos constantemente expuestos a individuos que curiosamente no son individuales, solo iconos de algún u otro grupo en peligro. La magnificación de las personalidades publicas, hace también pensar que nuestro yo es solo parte de un cuerpo social, el cual posee una realidad alterna y ajena a nosotros.

El yo parece ser una entidad nominal; parece consistir de muchas subpartes interactuantes que a menudo son contrarias y no poseen coherencia alguna, ni tampoco centro conocido.

De manera creciente, las unidades básicas de la sociedad son los grupos, organizaciones diversas, ONGs y las más variopintas agrupaciones comunales. En correspondencia directa con este crecimiento se encuentra la disminución de todo cuanto atañe a lo individual.

¿Qué es el yo en esta era de disociación y desconexión?

Ser miembros de organizaciones interdependientes, depender de la tecnología y la industria organizada, estar expuestos a la cacofonía disjunta de los medios de comunicación, todo esto al mismo tiempo, tiende a desconcertarnos. Una sociedad incrementalmente regimentada e integrada, mina el concepto del yo, algunas veces con filones francamente totalitarios.

¿Cómo ha de mantenerse el concepto del yo? ¿De las diferencias triviales que nos caracterizan, de nuestras relaciones que difícilmente difieren de otras millones mas, de hacer minúsculas contribuciones a la tecnología o la sociedad?, probablemente no. ¿Del arte, la ciencia, familia, amigos, el amor?, lo mas seguro.

Se requiere ciertamente algo más que ser único; todos somos únicos en el sentido en que 2.453.675 y 3.456.789 son únicos. También necesitamos coherencia, puntos de vista, complejidad.

Lograr la integración y sentido del yo, solo nos beneficia a nosotros mismos y nuestros seres cercanos. Hacer esto ultimo, obviamente no nos hará distinguibles ni distinguidos de otros, ni nos otorgara un premio.

El recuerdo del sueño (mas bien pesadilla) con la ex, es eso ya, solo un recuerdo. En relación a mis reflexiones mañaneras, estoy por momentos tentado a generar alguna secuencia aleatoria de números y luego mandar a imprimirlos en una franela. Tendría así la absurda satisfacción de saber, que aquella franela de otro modo ordinaria, seria realmente un símbolo de mi vanidad. Quizás lo mas cercano que puedo estar del heroísmo.

Technorati : , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: