Escritos especiales: ¿En donde esta la utopía?

DCP_1294-vi.jpg

Poco o nada gusto de airear mis opiniones personales por este medio. Para comenzar, esta no es una página de opinión, sin embargo en vista de los sucesos que ocurren dia a dia en el país no puedo permanecer ajeno y me gustaría terciar en el debate, a mi manera.

Por diversos medios se ha advertido hasta el hartazgo, que la sociedad venezolana esta tomando un rumbo peligroso. Que tan peligroso, esta en manos de quienes habitan nuestro país y están viviendo de cerca los acontecimientos, ultimadamente el juzgarlo.

Los últimos tiempos han sido testigos de eventos sin precedentes, los cuales de manera evidente marcan los destinos sociales del país. Lo que comenzó como la búsqueda de un sueño, el liberarse de plagas de injusticia enquistadas en el seno de la sociedad y la política venezolanas, se convirtió a la sazón, en una pesadilla. Un país polarizado por unos administradores ineptos pero muy hábiles en lo político, una sociedad civil sin rumbo ni ideales y a la que solo se le ofrece una opción, con la que debe estar de acuerdo o no, pero nunca una verdadera opción. Finalmente una clase política que descubrió en la prueba, que nunca tuvo una verdadera fundación sólida.

La polarización fomentada desde el poder ejecutivo, ha convertido al país en una sanpablera, viviendo en una sociedad fragmentada, en donde la duda y la desesperanza solo se abrigan bajo la bandera del ni-niismo, ya no tan solapadamente, parte de la misma estrategia de polarización que ayudo a crearlo. El país esta lleno de contradicciones.

Una sociedad llena de contradicciones es una sociedad sin identidad. Una verdad que nos parece obvia a todos es que una sociedad dividida no puede poseer una identidad. La falta de identidad conduce al caos y es el caos el que ultimadamente permite imponer el autoritarismo.

Una sociedad con una ideología común, es una sociedad con identidad, de esa identidad nace el concepto de unión. Una sociedad se mantiene unida por algo más que el miedo (leyes represivas, control total de todas las estructuras del estado y la sociedad), la base positiva debe consistir en alguna apreciación por parte del individuo de su propio lugar en ella y lo que todos están obteniendo de las practicas sociales e instituciones—en el sentido de que el arreglo beneficia a quienes están participando de el.

Cuando la sociedad se hace muy compleja, pocos poseen una apreciación completa de todas las prácticas sociales, y existirán muchos para quienes ciertas prácticas son inaceptables. Probablemente el requerimiento fundamental es el que una persona aprecie sus propias opciones y su propio lugar en la sociedad. Tal apreciación concede razones para aceptar normas y reglas que no confieren ventajas personales inmediatas.

Cuando estas condiciones no se cumplen para un número suficiente de personas, se inicia un caos extendido, ocurre una confusión de identidad que da como resultado la alienación. Cuando las personas cesan de pensar que sus intereses y valores son protegidos por el patrón social, cada subgrupo social significativo se ve tentado a tomar la justicia en sus propias manos. Ya esto ocurrió en el pasado reciente, sin que las agrupaciones políticas responsables ofrecieran una solución, una vía para solventar los problemas.

El deber social de las agrupaciones políticas es ofrecer precisamente, una visión, unos objetivos, la utopía que debe ser perseguida. La identidad del país solo se lograra con el establecimiento del sistema político que haga percibir a sus habitantes, todos sus habitantes, que obtienen un beneficio a largo plazo del mismo. Estabilidad no es una palabra mas, es la palabra a perseguir. En la estabilidad se encuentra el camino hacia el desarrollo. Las preguntas a contestar son:

¿Cuánto desorden estamos dispuestos a seguir presenciando?

¿Cuantas salidas se ofrecen a la crisis, que no son salidas reales, o al menos permanentes?

¿Qué puede hacer la sociedad civil para presionar las salidas y los cambios?

¿En donde esta la utopía?

Technorati :

3 Responses to Escritos especiales: ¿En donde esta la utopía?

  1. Interesante enfoque. Un aspecto del análisis es : “Una sociedad con una ideología común, es una sociedad con identidad,de esa identidad nace el concepto de unión…”.¿Será que lo que persigue el caudillo es aliniarnos a todos los ciudadanos en una “ideología común”?. Lo digo por su propuesta de partido único que pareciera sugerir también un pensamiento único.Pienso que los venezolanos ya no saben que han sido, que son o que desean ser; a esto lo denomino “crisis de identidad nacional”.¿que existe en Venezuela una sociedad dividida, y que no poseé identidad, y que es conducida al caos por eso?; es posible; pero tengo la impreción de que la división ha sido artificialmente producida por el liderazgo habil del caudillo que pretende etenizarse en el poder. (divide para reinar-Maquiavelo).Preguntas:¿en donde está la utopía?- Sinceramente pienso que está en alcanzar conformar,construir a pulso todos unidos solidariamente, un sistema de gobierno democrático autenticamente eficiente, frente a las más urgentes nesidades colectivas de las grandes mayorías de la población venezolana; que genere paz duradera, progreso integral y masivo, que permita de forma contundente alcanzar un nivel obtimo de estabilidad social, política y económica, y que sea sustentable en el largo devenir del tiempo. Y debe ser precisamente la sociedad civil, toda la sociedad concientizada de la misma viabilidad de un proyecto autenticamente democrático, que no es la panacea, pero si la mejor iniciativa posible frente a la amenaza del totalitarismo cercenador de los derechos ciudadanos:Allí está la autopia amigo Elijah, y no creo que estemos dispuestos a seguir presenciando más desorden; tampoco que exista una única salida, debemos buscarla, encontrarla juntos, es más, debemos fabricarla nueva si es necesraio.Allí está la verdadera utopía, la creación de una vía distinta, más efectiva, eficaz, posible, viable y aceptada por la mayoría. Un gran abrazo.

  2. Elijah says:

    Pienso que aunque pertinente tu reflexión, mas bien a lo que me refería era a que, al existir el tipo de polarización en la que vivimos, la sociedad como un todo no posee una ideología común. Me explico: durante la era del bipartidismo, a pesar de la evidente polarización entre dos grandes agrupaciones políticas, el país compartía un ideal común, el de la patria democrática, progresista y en franca evolución. Unos cuantos de nosotros, aun cuando no estábamos de acuerdo con muchas cosas, coincidían en que la alternabilidad entre las por entonces grandes agrupaciones políticas, era saludable y deseable. La utopía era (o es) trabajar para lograr que la administración de los recursos fuese transparente y por ende eficiente. Coincidíamos también, en que el trabajo era sobre el individuo, que solo transformando y cambiando al individuo, podía la globalidad de la sociedad mutar en algo diferente. Algo así como una inducción social: transformar al individuo para lograr transformar a la sociedad y de esa manera lograr justicia social. Por cierto, en franco contraste con la deducción social de quienes piensan que estableciendo lineamientos dirigidos a transformar la estructura social, así de un plumazo, como quien firma una “petro-chequera”, se puede alcanzar la transformación del individuo. Ciertamente son dos visiones contrapuestas, la utopía es dar con la visión correcta ¿seremos capaces de lograrlo?

  3. Gracias por responderme;comprendo tu emfoque; le añadiría lo siguiente:La humanidad ha intentado dar respuestas a las crisis de orden social aplicando varias recetas. Ha implementado distientos sistemas para tratar de alcanzar sus utopías. El capitalismo,la tecnocracia, el socialismo, el comunismo, el colectivismo, el comunitarismo, la socialdemocracia, el socialcristianismo, etc.mediante su ejecución,todos han pretendido terminar con las miserias humanas a través de la aplicación de leyes y disposiciones sociales más o menos equitativas. cada uno de esos sistemas tienen sus méritos y sus máculas. Suponiendo que fueran capaces de cumplir con amplitud sus promesas, realmente es dudoso, de que logren satisfacer al ser humano y alcanzar construir , edificar e instaurar un mundo próspero y felíz, porque las miserias, las crisis profundas de naturaleza humana, en mi opinión no son sólo de tipo físico-material y social.sino que tambien “ético morales espirituales” así que la abundancia y la repartición equitativa no resolverán los problemas integralmente. En tanto que las personas sean vanidosas, perezosas, arrogantes, irresponsables, superficiales, soberbias, envidiosas, maliciosas, glotonas, intemperantes, malhumoradas, crueles, vengativas, ambiciosas, rapaces, avariciosas,hipócritas, etc, etc, estaremos siempre infringiendo miserias y ahondando las ya anchas crisis entre nosostros mismos y a los demás, a pesar de que tengamos y dispongamos de todas las riquezas y comodidades que podamos imaginar.El mundo exterior nunca podrá ser perfecto mientras no hayamos perfeccionado nuestro mundo interior. El camino de salida a nuestras miserias es también, a fin de cuentas, el camino de entrada a las fuentes de nuestras miserias. Así lo comprendo ahora más claramente, luego de observar en Venezuela a tanta miseria humana de toda índole pero bañados en borbotones de dolares producto de la grande e inimaginable riqueza petrolera que Dios les ha regalado a todos los venezolanos.Es muy importante sin embargo luchar por el mejoramiento social; pero esa lucha será estéril si al mismo tiempo no nos educamos para eliminar de nuestra personalidad nuestros vicios, defectos e imperfecciones; para elevar nuestra consciencia; para saber darle uso a las cosas y bienes materiales que poseemos; para saber compartir entre todos esas riquezas de origen providencial, para saber no sólo administrarla sino también multiplicarla produciendo todos juntos más riqueza material, pero también más desarrollo y evolución interna espiritual, psiquica, mental,moral y ética. Quienes logren esto, aunque tengan pocas cosas materiales serán ricos realmente; más quien tenga muchos bienes y muchos de los vicios e imperfecciones señalados, en realidad será muy dificil conseguir la felicidad. Este pienso yo que es el “verdadero paradigma”, esa es la real utopía de la humanidad y de Venezuela como nación, que debemos auspiciar en nuestra sociedad dividida para impedir el establecimiento del caos, la anraquía y la infelicidad colectiva, para así lograr conducirnos cada día con mayor definición hacia el logro, la cristalización y consecución de nuestras “utopías” como colectivo, como pueblo, y como país; más allá de visiones ideológicas contrapuestas, lo que se requiere es educar a los ciudadanos para que sean ciudadanos verdaderos, instruidos, pero también supremamente espirituales. Más conscientes, más honestos,más amorosos, más piadosos, más humanos, más bondadosos, más solidarios, más unidos,más productivos, reflexivos, trabajadores, emprendedores, pero menos decadentes, y crueles, menos criminales,menos egoistas, menos ambiciosos, menos envidiosos,menos egolatras, menos ambiciosos, menos individualistas, menos lujuriosos, y sobre todo, que sean cumplidores de sus deberes, que sean más tolerantes, respetuosos del prójimo, de sus “hermanos”., más humildes de corazón, ser mansos de verdad…Y para eso hay que evolucionar demasiado en la escala evolutiva espiritual ¿no crees?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: