Respuesta a una pregunta

De manera simplificada (en extremo), un espacio lógico se puede definir como un conjunto de proposiciones y un número correspondiente de operadores lógicos.

Acerca de la naturaleza de dichas proposiciones, Wittgenstein expone en su Tractatus Logico-Philosophicus (1921) las características que las mismas deben poseer:

i) Cada proposición será una función de verdad, compuesta de proposiciones elementales, las cuales hablan de ciertos estados singulares (atómicos-indivisibles) que enuncian algo acerca de la realidad.

ii) Esas proposiciones atómicas o elementales son independientes las unas de las otras, es decir, cada una puede ser verdadera o falsa sin afectar el carácter verdadero o falso de las demás.

iii) Las proposiciones son combinaciones de símbolos semánticos simples ( nombres)

iv) Los nombres se refieren a entes completamente libres de complejidad, así llamados objetos.

v) Los estados elementales son combinaciones de estos objetos

En la metáfora que propongo: El estirado y apretado, corresponde a nuestra visión de eventos distantes, diferentes personas, y situaciones inusuales que aparecen reportadas en el periódico. El doblado corresponde a lo que hacemos nosotros, cuando tratamos de incorporar lo leído a nuestra vida cotidiana.

La alegoría para un espacio lógico, seria el conjunto de proposiciones que entran en nuestra mente, vía la lectura diaria de las informaciones, y los operadores lógicos que nos permitirían manipular dicha información para darle sentido a la realidad que esas mismas informaciones pretenden reportar. Wittgenstein inicio este movimiento que se llamo atomismo lógico, seguido por Russell (quien le puso la etiqueta). Esta última no tiene muchos adherentes actualmente, pero me pareció adecuado para tratar de hacer el símil entre, el caos matemático y su aplicación al caso expuesto en el post.

Referencias:

Libros (lectura general, relacionada con el tema):

Chaitin, Gregory J. Algorithmic Information Theory, New York: Cambridge University Press, 1990.

Delong, Howard. Profile of Mathematical Logic. Reading, Mass: Addison-Wesley, 1971.

Dennett, Daniel C. Brainstorms. Acton, Mass: Bradford, 1978.

Gleck, James. Chaos, New York: Viking Press, 1987.

Ruelle, David. Chance and Chaos. Princeton, N.J.: Princeton University Press, 1991

Para las proposiciones:

i) Tractatus 3.25, 4.21, 4.221, 5

ii) Tractatus 4.211, 5.134

iii) Tractatus 4.221

iv)Tractatus 2.02 & 3.22

v) Tractatus 2.01

Technorati : , ,

One Response to Respuesta a una pregunta

  1. NBV says:

    Gracias por la definición, muy interesante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: