Sol Invictus ó Mitra: El Sol Inconquistable.

December 18, 2006

sol-invictus.gif

Monumento a Sol Invictus

En ocasión de las Fiestas, un poco de historia acerca del día del Sol, que en el hemisferio norte se celebra a la mitad del invierno, el 25 de Diciembre. Nuestras creencias actuales, están más relacionadas con la antigüedad de lo que muchos puedan pensar.

El mitraismo, mejor dicho, su forma romanizada Sol Invictus, fue la primera religión universal del mundo greco-romano. Su pico puede ubicarse alrededor del año 300 EC , cuando se hizo la religión oficial del imperio. En ese tiempo, cada pueblo, ciudad y puesto militar, desde Siria hasta la frontera escocesa, exhibían un Mitraeum.

El culto a Mitra, es de un linaje muy antiguo. Se puede trazar de una forma u otra al menos unos dos mil años AEC . Originariamente, se trataba primordialmente del culto al Sol–padre de todas las religiones. El dios Mitra, era descrito pictóricamente vistiendo una túnica frigia, surcando el cielo montado en una carroza. Esta religión llegó al mundo romano desde la India por vía de Persia, siendo resistida principalmente por la hostilidad romana hacia sus enemigos los persas. Esta tendencia cambia hacia el año 60 AEC, cuando las legiones de Pompeyo trajeron el mitraismo de Siria.

Este culto fue especialmente atractivo para las tropas romanas, las cuales admiraban sus ceremonias machistas, que enfatizaban en el refuerzo de los lazos masculinos tal y como eran naturales entre guerreros. El triunfo sobre la muerte, así como el autocontrol y resistencia sobre los placeres sensuales (no hay duda que su sincretismo con las ideas de los padres de la iglesia cristiana dio origen a lo que hoy se conoce como celibato) eran especialmente apreciados entre los rangos militares romanos.

Una practica que nos llama la atención por sus similitudes con ciertos ritos cristianos, es una en la cual al devoto se le requería descender a un pozo, que era luego tapado con tablones agujereados sobre los cuales se vertía la sangre de un toro. La sangre se rociaría entonces sobre el devoto, santificándolo. Acto seguido, el devoto emergía renaciendo en Mitra. Este sacramento de la taurobolia era el bautismo mitraico (antecesor del bautismo cristiano.) La roca que señalaba la tumba de Mitra, era central al Mitraeum. Esta tradición fue luego utilizada en la leyenda de Pedro el discípulo de Yoshua.

Magi

Rembrandt: La adoración de los magos.

Los magos atienden el nacimiento de Jesús. Su “Adoración” simboliza la sumisión del mitraismo al triunfante cristianismo.

 

Los legionarios trajeron el culto a Palestina y más tarde a Roma. Según Coarelli, se han hallado, cientos de monumentos mitraicos en Roma. Una vez en Roma, el culto se transformó para agradar los gustos romanos, convirtiéndose en el culto de Sol Invictus (el Sol inconquistable), cuyo renacimiento era celebrado en la mitad del invierno como el clímax de las Saturnalias (según Celsus, en los misterios mitraicos el alma avanzaba siete esferas celestiales, empezando con el símbolo del plomo, Saturno, hasta emerger como el dorado Sol, u oro. La conexión con la alquimia es evidente), el 25 de Diciembre.

La teología de Mitra se centraba alrededor de la muerte / resurrección del dios, emergiendo de la misma, como un adulto, derivándose del amanecer o roca prístina. La asociación de los dioses con rocas, nace naturalmente de las rocas de fuego, provenientes del cielo (meteoritos.) El dios creador Ahura-Mazda, era el padre de Mitra. La creación de Mitra ocurrió en un tiempo antes del hombre como una creación cósmica en un cielo celestial. Nunca se creyó que viviese como un mero mortal y caminase la tierra. Esta característica del dios Mitra, debilitó el culto grandemente entre la gente de poca educación, dejando abierta la puerta para la competencia.

El mitraismo y el cristianismo comparten la misma teología; Mitra como Yoshua, tuvo doce discípulos con quienes compartiría la ultima cena sacramental. Como Yoshua, Mitra se sacrificó a sí mismo, para redimir al genero humano. Descendiendo al mundo subterráneo, conquistaría a la muerte, para renacer a la vida al tercer día. Entre sus muchos títulos, se le conocia como La Luz, La Verdad, El Dios Pastor. Aquellos que le adoraban, invocando su nombre podían curar a los enfermos y ejecutar milagros. Mediante la ejecución del rito de beber su sangre y comer su carne (sacrificio del toro) sus fieles podían conquistar también la muerte. Así mismo, después del Día del Juicio, los muertos resucitarían.

El dios Mitra fue proclamado principal patrón del imperio por Aureliano en el 274 AEC. El dia 25 de Diciembre, dedicó un templo al Dios-Sol en el Campus Martius. Diocletiano adoptó el mitraismo en 207 AEC, y Juliano hizo lo propio en 362 EC. Desde el punto de vista oficial, el mitraismo gozaba de buena salud como religión entre los romanos.

¿Por qué le fue fácil al cristianismo de Roma, tomar los motivos populares del mitraismo, apropiándoselos?

Parte de la respuesta yace con el Emperador Constantino, conocido como El Grande, nombrado Augusto por sus tropas. Constantino, era un político pragmático, que preciaba sobretodo, la unidad de su imperio. Debido a que la secta cristiana, era muy popular entre la población romana, Constantino visualizó a un imperio unido, bajo una sola religión.

En segundo, pero muy importante, lugar, el mitraismo carecía de clérigos profesionales, con una estructura jerárquica disciplinada por reglas comunes. Aun cuando popular a lo largo y ancho del imperio, el culto dependía fuertemente del patronazgo oficial. De tal modo, cuando el apoyo oficial fue transferido al cristianismo por Constantino, la suerte del mitraismo en el imperio romano, queda sellada. Durante el reino de Graciano (367 – 383 EC) los santuarios fueron saqueados por sus riquezas, y cerrados. En el 413 EC, Teodosio proscribió el culto a Mitra, castigándolo con la muerte.

La imagen e iconografía del dios Mitra, fueron transferidas al cristianismo, el disco solar del dios fue a dar a la cabeza de Yoshua ben Yosef, el rabí galileo, quien predicase una forma mística de Judaísmo, mas tarde etiquetada como cristianismo (Los primeros seguidores de Yoshua, celebraron el Shabbat hasta bien entrado el siglo cuarto), y demás santos de la nueva Ecclesia. Los obispos de la nueva fe, se apropiarían de sus sombreros, en la forma de la hoy conocida mitra. Hasta el Vaticano se levanta hoy, sobre el lugar donde se realizara él ultimo sacramento del taurobolium frigio.

La religión, pareciera ser solo un reflejo de la eterna búsqueda humana, del deseo de entender nuestra relación con el Universo.

Fuentes:

Ulansey, D., The Origins of the Mithraic Mysteries (OuP, 1991)
Ferguson, E., Backgrounds of Early Christianity (Eerdmans, 2003)
Angus, S., The Mystery Religions


Technorati : , , , ,

Advertisements

Jactancia

December 2, 2006

lieliba.JPG

Aleksandrs Dembo. La jactancia. 1994.

Los jactanciosos son menosprecio de los inteligentes, admiración de los tontos, ídolos de los parásitos, y esclavos de sus propios alardes.

Francis Bacon

Algún parecido con la realidad presente en Venezuela, no es coincidencia.


Technorati : ,